Inicio | Introducción | Integrantes | Actividades | Publicaciones | Imágenes ]

El cuento como puente intergeneracional

Prof. Mirta Cossia de Pacher
Coordinadora del Club de Narradores
Dto. de la Mediana y Tercera Edad
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad Nacional de Entre Ríos
2003

Se relatará la experiencia realizada desde 1993 en el Departamento de la Mediana y Tercera Edad – DMTE - de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos, con personas entre 45 y 80 años y alumnos de las escuelas primarias de la ciudad de Paraná y alrededores.

Marco Teórico y Fundamentación

En nuestro entorno social, es frecuente pensar que la vejez no es una edad para aprender, que las capacidades intelectuales han decrecido y es un desperdicio social y económico hacer esfuerzos en este sentido. Pero estudios de gerontología moderna han dado lugar al desarrollo de un movimiento educativo nuevo en todo el mundo que se conoce como Educación Permanente, cuyo lema fundamental es que se puede aprender y educar a lo largo de toda la vida.[43,78]

La educación en la vejez puede ser fuente de placer, creación y recreación. Facilita la integración social-generacional y la elaboración de nuevas metas.

En el imaginario social el viejo aparece con "etiquetas y rótulos negativos".[4,78] El anciano es una carga, torpe, lento, triste, huraño, frágil. No existe la necesidad de "preparar para", es decir para el momento de la llegada de la vejez. Pocos piensan en su propia vejez (“viejos son los otros”) y así se desestima esta etapa de la vida. Es probable que si desde la niñez se mirara al viejo como alguien "que me va a tocar ser", actuaríamos de maneras diferentes. Julieta Oddone, en "La vejez en la educación argentina",[44] investiga exhaustivamente esta problemática en los libros de lectura de la escuela primaria, mostrando los diferentes modelos desde 1880 a 1997. Es curioso ver que las visiones más favorables de los viejos, corresponden a los primeros años, cuando las experiencias, costumbres y valores se transmitían oralmente de generación en generación. El viejo tenía la experiencia y la sabiduría y de ellos aprendían los jóvenes.[23,24,44,56,68]

                En 1999 la asamblea de las Naciones Unidas declaró el “Año Internacional de las personas de edad”, exhortando a los gobiernos a que incorporen en sus programas nacionales acciones tendientes a otorgar a sus mayores independencia, participación y cuidados. Entre esos principios están incorporados los que hacen a los básicos derechos de acceder a la alimentación, vivienda, vestimenta y atención de la salud, así como a trabajar o tener acceso a otras posibilidades de obtener ingresos.

La asamblea también hizo hincapié en que una de las formas que otorgan independencia, colaboran para la autorrealización e implican su participación en lo social, es tener acceso a programas educativos y de formación adecuados.

 Considerando las exigencias culturales (sobre todo tecnológicas) para enfrentar las demandas de la sociedad moderna, se creó en 1984 en la ciudad de Paraná, en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Entre Ríos, el Departamento de la Mediana y Tercera Edad. Se eligió como lema “Siempre es tiempo de aprender” y se propuso como objetivos brindar actividades intelectuales, físicas y recreativas a través de talleres y cursos.  [16,17]

Como parte de las actividades se creó en 1993 el Club de Narradores de Cuentos Infantiles.

Objetivos y desarrollo

 

Motivo de la creación de un Club de Narradores: en el año 1992, surgió entre los asistentes al Taller de Redacción del DMTE la preocupación por la falta de interés de la lectura entre los nietos y sobrinos. Comentaban que los niños pasaban horas frente al televisor y que desconocían estrategias para motivarlos a leer. El grupo al que se hace referencia, provenía de una infancia llena de lecturas, de los cuentos a la hora de dormir, de libros comentados en familia, cosas que la “posmodernidad” está olvidando. El tiempo está absorbido por múltiples actividades y el de la lectura y los cuentos se relega cada vez más.

Son numerosas las estrategias para incentivar la lectura, las que generalmente están en manos de los maestros, pero como los lectores se forman desde pequeños, aún antes de ir a la escuela, se motivó al grupo para ejercer el rescate de los cuentos narrados oralmente. Esta técnica atrae a los niños no sólo por el gusto de escuchar el cuento, sino por el goce de disfrutar el sonido de las palabras, de imaginar las escenas y personajes, de almacenar palabras nuevas y disfrutar la compañía del narrador (“Dicen que cuando los cuentos suenan, las plantas no se ocupan de crecer y los pájaros olvidan la comida de sus hijos” [27]

Como al hacer referencia al “narrador”, la asociación primera es la del hombre-mujer viejo [56], es decir el que tiene pasado, experiencia, el que ha vivido, el que sabe, se contaba con el recurso humano adecuado para poner en práctica esta actividad.

Así fue que, teniendo en cuenta la necesidad de los integrantes de participar en una actividad de extensión a la comunidad, reconociendo las disminuciones de capacidades, habilidades y limitaciones en la vejez, se programó por parte de quien escribe este trabajo, un curso-taller de formación de narradores y se creó el Club de Narradores.  Se tomó como base la experiencia de la Dra. Dora Pastoriza de Etchebarne, del Instituto Summa de Buenos Aires y la innovación fue aplicar la experiencia en personas mayores no vinculadas al ámbito educativo.[16,18].

Se fijaron como objetivos:

-          Fomentar el ejercicio intelectual, creativo y recreativo en la mediana y tercera edad.

-          Favorecer las relaciones intergeneracionales

-          Acercar los niños a la lectura

El primer objetivo se inscribe en el marco teórico donde se hace referencia a que la incorporación de conocimientos no queda limitada a la enseñanza formal y que es posible seguir aprendiendo. Para el desarrollo de este objetivo se tuvieron en cuenta los factores biológicos, psicológicos y sociales inherentes a la vejez. [1,3,34,41,45,46,65,66,67,69]

En el acto de narrar siempre hay creación, el narrador se sirve de su voz, sus gestos y ademanes y crea la situación que el cuento exige.

En cuanto al término recreación, lo tomamos en dos sentidos: en el de re-crear, en nuestro caso específico, re-crear el texto literario. El narrador deberá vivenciar el cuento para luego transmitirlo con sus palabras. Además, la práctica de cuentos, el ensayo de voces de los personajes, las dramatizaciones para reafirmar el aprendizaje, conllevan a la distensión y diversión de sus integrantes.

En relación a favorecer las relaciones intergeneracionales, el cuento actúa como un puente entre las generaciones. Viejos y niños se reúnen para escuchar historias, para reírse, emocionarse, asombrarse. Los viejos se preparan para el encuentro y los niños valoran su presencia y el tiempo que les dedican. Se abre el diálogo y la gratificación es mutua.

Se acerca a los niños a la lectura pues los narradores les cuentan que los libros son los custodios de las historias que han escuchado. Muchos niños desean volver a reencontrarse con los cuentos y los personajes y así se establece el enlace con los libros.

Metodología

Se trabaja con la modalidad de taller. Para definirlo se han elegido las palabras de Paulo Freire:”...un círculo de cultura que permite un diálogo vivo y creador, en el que todos saben algo o ignoran algo y buscan, juntos, saber más”.[25]

El curso preparatorio se desarrolla durante un cuatrimestre, dos horas semanales mediante clases teóricas y prácticas.

                Como los grupos son heterogéneos, y no hay exigencias para el ingreso, se reparte entre los integrantes el material de las clases teóricas para que todos puedan informarse y participar en los encuentros. De esta manera se atenúa la brecha cultural.

Las clases teóricas comienzan con una revalorización de la palabra, ya que ésta es el sustento de la narración oral. El narrador deberá transmitir con las palabras, sensaciones, emociones, imágenes y de esta forma favorecer en los niños la imaginación creadora. También se realiza una actualización en literatura infantil. Se hace imprescindible la mentalización  de los adultos en los nuevos conceptos de la literatura infantil. La mayoría de los adultos ha crecido pensando que la literatura infantil era el espacio dedicado al esparcimiento, a la complacencia o a la enseñanza. Hoy este concepto ha variado. La literatura infantil contemporánea es una literatura comprometida con los conflictos sociales, políticos y económicos. Además los escritores han incorporado nuevas temáticas como el amor, la soledad, la marginación social, las crisis familiares, la delincuencia, la drogadicción, entre otras. También han aparecido nuevas formas de discurso como por ejemplo las transgresiones lingüísticas, la ruptura de la lógica, la parodia, etc., que marcan una diferencia con la narrativa tradicional.

                Se estudian las etapas evolutivas de los infantes. La psicología evolutiva nos presenta un niño como una entidad en sí misma, con sus caracteres, problemas, intereses y necesidades específicas. El niño de hoy necesita respuestas para todo. Muchas de esas respuestas podemos dárselas a través de los cuentos con personajes tan reales como ellos mismos. Se trabaja con la lectura, análisis y selección de cuentos.

Se enumeran a continuación los contenidos de las clases teóricas:

·        Narración oral. Encantos del cuento narrado. La magia de la palabra. Importancia del cuento. ¿Para qué sirven los cuentos?. La ética, la estética y los valores en los cuentos. El poder de lo imaginario (imaginación creadora y reproductora). [11,13,21,23,31,42,48,53,62]

·       El narrador. Los contadores de historias a través del tiempo (juglares-trovadores-aedos-rapsodas, otros y sus femeninos). "Las mil y una noches" y Scherezada. [30,33,39,71]

·       El cuento popular y literario. Mito, fábula, leyenda, parábola.[2,12.13,33,50,62,76]

·       Cuento infantil. Estructura del cuento infantil. Temas y personajes. Evolución de la Literatura Infantil-Juvenil. Cronología de cuentos infantiles argentinos.[9,33,49,50,51,52,59,63]

·       Cuentos de hadas. Estructura del cuento maravilloso. Vladimir Propp.  Partidarios y contrarios de los cuentos de hadas. Charles Perrault, Jacobo y Guillermo Grimm y Hans Christian Andersen.[6,29,33,56,63,76]

·       Folclore literario y literatura folclórica. Folclore y literatura infantil-juvenil. Recopiladores del cuento folclórico y adaptaciones a la literatura infantil. Raúl Cortázar-Susana Chertudi - Ismael Moya - Rafael J. Sánchez - Berta Vidal de Battini - Félix Coluccio entre otros [19,20,33,74,76]

·       Presencia del animal en la literatura infantil. El absurdo. El humor. La historieta. El chiste [19,40,51,76]

·        Poesía infantil. Características (temas, ritmos, combinaciones métricas). Nanas, rondas, canciones, villancicos, coplas, adivinanzas, trabalenguas, limericks.  [ 8,35,55,57,76]

·       Etapas evolutivas del desarrollo infantil. Evolución del lenguaje infantil. Selección de material de acuerdo a los intereses de cada etapa.[19,49,51,61,76].

·       Escritores contemporáneos extranjeros y argentinos.[28,50,60,72,76].

·       Premios, colecciones, revistas, editoriales e instituciones relacionadas con la literatura infantil-juvenil.[28,37,50,76].

·        Preparación del narrador. Aparato fonador. La respiración. Ejercicios de relajación.  La voz: tono, timbre, intensidad. Ejercicios de vocalización. Modulación. Expresividad. Imitación de sonidos y voces de animales (onomatopeyas). Gestos y ademanes, complemento esencial de la narración oral. Vicios y exageraciones.[48,54,56]

·        Lectura y análisis de cuentos. Elección del cuento a narrar. Adaptación de  cuentos literarios. Observación de narradores. Práctica de la narración.[5,7,10,14,15,22,38,52,58]

Las clases prácticas se desarrollan en forma simultánea con las teóricas. Se parte de la “reminiscencia”. Los recuerdos gratos de la infancia, los cuentos a la hora de dormir, la voz de quien los contaba (“recordar: del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón”).[26] Se hacen narrar anécdotas familiares, de la infancia, viajes, y de esta manera los integrantes van tomando confianza con el grupo. Se realizan ejercicios que actúan como desinhibitorios, tales como juegos de palabras, improvisaciones, dramatización de diferentes situaciones e invención de cuentos. También se trabaja con la voz en sus diferentes tonos, intensidades y modulaciones. Se ejercitan onomatopeyas y se pone especial atención a las pausas, silencios, gestos y ademanes.

Se pasa luego al aprendizaje de cuentos. Se imparten diferentes técnicas: varias lecturas, esquemas con los núcleos narrativos, estructura del cuento, visualización de las escenas, pero se insiste en que el cuento no se aprende de memoria para no restar espontaneidad al relato. A la hora de practicar los cuentos ante los pares, se trabaja mucho con la confiabilidad y con el grupo. Es preciso que los narradores se sientan seguros para evitar los sonrojos y las turbaciones que llevan a una situación de stress. Aprenden a aceptar las críticas, las que son en beneficio de ellos mismos y de los niños a los que se dirigen.

Como se trata de personas mayores, se adopta la modalidad de narrar sentados. Se favorece así al mejor desenvolvimiento del narrador y se establece una mayor comunicación con los oyentes.

Para integrar el Club de Narradores es requisito haber realizado el curso preparatorio con un 80% de asistencia. El Club de Narradores desarrolla sus actividades en  escuelas, bibliotecas y centros culturales (una vez por semana). Los grupos se forman de acuerdo a las edades y no superan los 25 niños. A las escuelas, asisten dos narradores por curso con el objetivo de asistir al compañero en caso de olvidos.[16,18] Se participa además de actividades relacionadas con la lectura (ferias del libro, día del libro, etc).

                Desde agosto de 2000 se viene realizando dos veces al año: “Cuentos para compartir en familia”. La intención de esta actividad es que los niños junto a algún integrante de la familia compartan una tarde de cuentos y refuercen el diálogo intergeneracional.

Una vez completado el curso preparatorio, los integrantes siguen reuniéndose una vez por semana en la Facultad donde practican nuevos cuentos y realizan las críticas de las actuaciones. Se continúa con la actualización de conocimientos. Se abordan nuevos temas relacionados con la literatura infantil. Por ejemplo: La era de la imagen; Televisión y violencia; El tema de la  muerte en la literatura infantil; Estereotipos en los cuentos para niños; ¿Qué hacer para que los niños lean?; La familia y los valores.

En 1998 el grupo investigó acerca de la problemática de la lectura y elaboró un documento con estrategias para incentivarla desde el hogar y así colaborar con la escuela. El trabajo fue acercado a las bibliotecas escolares (puede consultarse en el sitio Web del Club: www.cn.fac.org.ar).

                Desde 1993 se han inscripto en el curso preparatorio 99 personas; lo completaron 71 y han sido miembros activos 43. En marzo de 2004 se contará con 19 integrantes ( 1entre 40 y 50 años; 9 entre 50 y 60 años, 5 entre 60 y 70 años, 4 más de 70 años), y desde 1994 se contabilizan 126 presentaciones ante 32.187 niños.

De acuerdo a lo manifestado en forma repetida por sus integrantes, la actividad del Club de Narradores les da la posibilidad de:

-          encontrar un nuevo sentido a la vida,

-          despertar viejas y descubrir nuevas aptitudes,

-          elevar la autoestima: el narrador se siente útil de colaborar en la tarea de formar lectores,

-          mantenerse activo intelectualmente en la búsqueda de nuevos materiales y en el aprendizaje de los cuentos,

-          proponerse metas (todas las semanas concurren a una escuela),

-          recrearse con los juegos de palabras, improvisaciones y dramatizaciones,

-          recuperar la expresión oral y alentar el diálogo intergeneracional.

 

En cuanto a los niños se han realizado encuestas donde manifiestan su agrado por las narraciones y gratitud hacia los narradores. Las mismas pueden ser consultadas en la página web del Club www.cn.fac.org.ar .

En 1995 se anexó al Club una Biblioteca Ambulante. Los niños estimulados por las narraciones orales toman contacto directo con los libros y  es el espacio propicio para comprobar que desean leer los cuentos que han escuchado.

 

Conclusiones

Considerando que la vejez no es sólo un hecho biológico sino también cultural, y coincidiendo con el pensamiento de Julián Marías [36] que el adulto mayor es "un hombre de este tiempo, un hombre que tiene proyectos, que tiene futuro, que tiene esperanza", pensamos que la sociedad debe modificar los preconceptos que tiene sobre la vejez y dejar de considerarla la “antesala de la muerte”. Debemos brindar al viejo diversas posibilidades para que se proponga nuevas metas dentro de las limitaciones que la edad le impone.

En esta experiencia de diez años se vienen cumpliendo los objetivos de estimular el ejercicio intelectual, creativo y recreativo en la mediana y tercera edad a través de una educación permanente, de promover el diálogo intergeneracional y servir de nexo entre los niños y los libros.  

 

 

 

Bibliografía

1.       Acrich de Gutmann Luisa.”Posibilidades de intervención frente a los trastornos de memoria asociados a la edad”, en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Salvarezza Leopoldo, compilador. Paidós, Buenos Aires, 2000

2.       Afanasiev, Alexandr. "Cuentos populares rusos". Editorial Ráduga. Moscú 1986. Traducción del ruso por José Vento Molina.

3.       Andrés Haydée y Liliana Gastron.”¿Es posible medir el bienestar?” en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Salvarezza Leopoldo, compilador. Paidós, Buenos Aires, 2000

4.       Antequera Jurado, Rosario y Blanco Picabia Alfonso.”Percepción de control, autoconcepto y bienestar en el anciano” en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Salvarezza Leopoldo, compilador. Paidós, Buenos Aires, 2000

5.       Bettelheim Bruno, Zelan Karen. "Aprender a leer". Crítica, Grijalbo. Barcelona 1989

6.       Bettelheim Bruno. "Psicoanálisis de los cuentos de hadas". Crítica Grijalbo. Barcelona 1984

7.       Blanco, Lidia (compiladora). Varios autores. "Literatura infantil. Ensayos críticos". Ediciones Colihue. Buenos Aires. 1992

8.       Bornemann, Elsa. "Poesía infantil". Estudio y antología. Edit. Latina. Buenos Aires. 1977

9.       Bortolussi, Marisa. "Análisis teórico del cuento infantil". Edit. Alhambra. Madrid. 1985

10.    Bourneuf, Deryse-Paré, André. "Pedagogía y Lectura". Edit. Kapelusz Bs. As. 1984

11.    Bryant, Cone Sara. "El arte de contar cuentos". Nova-Terra. Barcelona 1965

12.    Calvino, Italo. "Cuentos populares italianos". Edit. Siruela. Madrid. 1998

13.    Calvino, Italo. "De Fábula". Edit. Siruela. Madrid. 1998

14.    Castronovo de Sentís, Adela. "Promoción de la lectura". Edic. Colihue Bs. As. 1993

15.    Castronovo, Adela y Martignoni, Alicia. "Caminos hacia el libro". Edic. Colihue, Bs. As. 1994

16.    Cossia de Pacher, Mirta . “Experiencia del Club de Narradores”, en la mesa redonda: “Relaciones intergeneracionales”. First Pan-American Congress of Gerontology, San Pablo, Brasil, 19-23 febrero 1995

17.    Cossia de Pacher, Mirta “La creatividad en el Taller de Redacción”  Talis, Toulouse, France, n.5, 35-41, 1995.

18.    Cossia de Pacher, Mirta “Club de Narradores de Cuentos Infantiles”.  TALIS n. 8, Anual Bulletin of the TALIS Network. Université Toulouse, Toulouse, France. 62-64, 1998.

19.    Cresta de Leguizamón, María Luisa. "El niño, la literatura infantil y los medios de comunicación masivos". Edit. Plus Ultra. 1980

20.    Chertudi, Susana. "El cuento folclórico". Ceal. Buenos Aires 1967

21.    Devetach, Laura. "Oficio de Palabrera". Edic. Colihue, Bs. As. 1991

22.    Dubois, María Eugenia. "El proceso de lectura". Aique, Bs. As. 1989

23.    Escobar Froilán, "Contar es devolverle la palabra al hombre", Piedra Libre núm.14, Mayo 1995.

24.    Filloy,Juan. Discurso pronunciado al recibir el título de Doctor Honoris Causa en la Universidad Nacional de Río Cuarto. Noviembre 1989.

25.    Freire, Paulo “Una pedagogía para el adulto”. Espacio Editorial. Buenos Aires,1993

26.    Galeano Eduardo. “El libro de los abrazos”. Catálogos. Argentina.1989

27.    Galeano Eduardo. “Las palabras andantes (Ventana sobre la memoria I)” Edit. Catálogos. Argentina.1993

28.    Galelli, Graciela Rosa. "Panorama de la Literatura Infantil-Juvenil". Edit. Plus Ultra. Buenos Aires. 1985

29.    Guevara Darío. "Psicopedagogía del cuento infantil". Omeba. Buenos Aires. 1969

30.    Heisig,J. "El cuento detrás del cuento". Guadalupe. Bs. As. 1976

31.    Held, Jacqueline. "Los niños y la literatura fantástica". Paidós. B. As. 1981

32.    Jacob, Ester. "¿Cómo formar lectores?". Edic. Troquel Bs. As. 1990

33.    Jesualdo Sosa. "La literatura infantil". Losada S.A. Bs.As. 1982

34.    Katz, Ignacio Fabio. “La tercera edad. Un proyecto vital y participativo para reinsertar la vejez en nuestra sociedad.” Edit.Planeta. Argentina,1992

35.    Lacau, María Hortensia y Abate, Mireya. "La poesía infantil y sus proyecciones". Edit. Plus Ultra. Buenos Aires. 1986.

36.    Marías, Julián. “La justicia social y otras justicias.” Colección Austral. España,1979

37.    Mehl, Ruth. "Con este sí, con este no" (más de 500 fichas de Literatura Infantil-Juvenil). Edit. Colihue. Buenos Aires. 1992

38.    Mehl, Ruth. "El privilegio de leer". La Nación 19/7/1992

39.    Menéndez Pidal, Ramón. "Poesía juglaresca y juglares". Espasa-Calpe S.A. Colección Austral. 1975

40.    Montes, Graciela. "El corral de la infancia". Libros del Quirquincho. Buenos Aires. 1990

41.    Muchinick Eva. “El curso de la vida y la historia de vida” en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Salvarezza Leopoldo, compilador. Paidós, Buenos Aires, 2000

42.    Mundani Liliana, "La pasión de contar", Piedra Libre núm.14, Mayo 1995.

43.    Natorp, Dewey, Durkheim “Teoría de la educación y sociedad”- Centro Editor de América Latina. Biblioteca total, No.48. Buenos Aires,1977

44.    Oddone, María Julieta “La vejez en la educación básica argentina” en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Salvarezza Leopoldo, compilador. Paidós, Buenos Aires, 2000

45.    Oddone, María Julieta y Jiménez Dora. “La historia de vida como soporte de la investigación social”. Cuarto Congreso Chileno de Antropología. Nov. 2001

46.    Oddone, María Julieta. “Sociología de la vejez. Discusión teórica desde una perspectiva latinoamericana”. Revista mundial de sociología. No.1 Año 1995. Alianza Editorial

47.    Ortega y Gasset, José. “Meditaciones del Quijote e ideas sobre la novela”.  Madrid, Revista de Occidente, 1956.

48.    Padovani, Ana. "Contar cuentos". Edit. Paidós. Buenos Aires.1999.

49.    Pardo Belgrano, María Ruth y Galelli Graciela. "Didáctica de la literatura infantil y juvenil". Plus Ultra. Bs. As. 1987

50.    Pardo Belgrano, María y Nervi Juan. "Lexicón de literatura infantil juvenil". Plus Ultra. B. As. 1979

51.    Pardo Belgrano,María Ruth. "La literatura infantil en la escuela primaria". Plus Ultra. 1984

52.    Pastoriza de Etchebarne,Dora. "El cuento en la literatura infantil". Kapelusz. Bs. As. 1962

53.    Pastoriza de Etchebarne,Dora. "Valoración de la palabra". Guadalupe. B. As. 1979

54.    Pastoriza de Etchebarne,Dora. "El arte de narrar. Un oficio olvidado". Guadalupe. Bs.As. 1983

55.    Pelegrin, Ana. "Cada cual atiende su juego". Edit. Cincel. Madrid 1984.

56.    Pelegrin, Ana. "La aventura de oír". Edit. Cincel. Madrid 1982.

57.    Pelegrin, Ana. "La flor de la maravilla". Edit. Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Madrid. 1996

58.    Pennac, Daniel. "Como una novela". Edit. Norma.Colombia. 1993

59.    Perriconi,Graciela; Fernández, María del Carmen; Guariglia, Graciela; Rodríguez, Ana María. "El libro Infantil. Cuatro propuestas críticas". Edit. El Ateneo. Buenos Aires. 1983

60.    Petit, Michèle. “Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura”.Fondo de Cultura Económica. Espacios para la lectura. México, 1999.

61.    Piaget,Jean. "Seis estudios de psicología". Ariel. Barcelona. 1986.

62.    Ponencias de los encuentros de Narración Oral en el marco de la “Feria Internacional del Libro del Autor al Lector”. 1995-1999

63.    Propp, Vladimir. "Morfología del cuento". Goyanarte. Bs. As. 1972

64.    Rodari, Gianni. "Gramática de la fantasía". Reforma de la Escuela. Cataluña 1985.

65.    Salvarezza, Leopoldo.”Fausto, Miguel Strogoff y los viejos” en La Vejez. Una mirada gerontológica actual, Paidós, Buenos Aires. 2000

66.    Salvarezza, Leopoldo.”La capacitación en gerontología” en La Vejez. Una mirada gerontológica actual, Paidós, Buenos Aires. 2000

67.    Salvarezza, Leopoldo.”La gerontología y la medicina” en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Paidós, Buenos Aires. 2000

68.    Salvarezza, Leopoldo y Ricardo Iacub. “El viejo y su viejo cuerpo” en “La Vejez. Una mirada gerontológica actual”, Paidós, Buenos Aires. 2000

69.    Salvarezza, Leopoldo “Psicogeriatría, Teoría  y Clínica”. Paidós, Buenos Aires 1993

70.    Sánchez, Benjamín "Lectura". Edit. Kapelusz Bs. As. 1972

71.    Savater Fernando. "El valor de educar". Ariel.Barcelona. 1997

72.    Savater Fernando. "Malos y malditos". Alfaguara. Madrid. 1997

73.    Schultz de Mantovani. "El mundo poético infantil". Edit. El Ateneo. Buenos Aires. 1973

74.    Schultz de Mantovani. "La torre en guardia" (lógica del mito en la infancia y en los pueblos). Edit. Plus Ultra. Buenos Aires. 1978.

75.    Smith F, "Para darle sentido a la lectura". Aprendizaje Visor, Madrid, 1978

76.    Soriano, Marc. "Literatura para niños y jóvenes". Edic. Colihue Bs.As. 1995

77.    Staiger Ralph. "Caminos que llevan a la lectura". Unesco 1979

78.    Tamer, Norma “El envejecimiento humano, sus derivaciones pedagógicas.” Interamer 51, serie educativa. Edit. OEA/OAS. Washington,1995

 

Tope